Hidratación .

  • Cómo cuidar, reparar e hidratar tu piel tras tomar el sol para un mejor bronceado

    Tan importante como proteger tu piel cuando vas a tomar el sol es que la cuides también después. En este post vamos a darte las claves para que tu piel se recupere después del sol y el bronceado dure más tiempo. Lo más importante es hidratar bien la piel con mimo y tenacidad para lucir un bronceado natural y sano durante más tiempo y, de paso, seguir siendo la envidia de la oficina a la vuelta de las vacaciones. ¡Empezamos!

    Mujer joven aparece en su cama con un albornoz blanco mientras se echa crema hidratante en las piernas y sonrie

    Después de tomar el sol tu piel necesita mucha, pero que mucha, hidratación.

    Lo primero que haremos al volver de la playa o la piscina será darnos una ducha con agua fría o templada que, por un lado, calme nuestra piel y, por el otro, elimine los restos de cloro y sal que desestabilizan el pH natural. Muchas pieles presentan reacciones alérgicas, en su mayoría, al cloro por eso es muy importante observarla y, en caso necesario, acudir a nuestro dermatólogo.

    Después de la ducha aplicaremos un after sun que repare nuestra piel. Nosotras recomendamos usar alguno con aloe vera, planta muy conocida por su efecto regenerador y calmante natural, como el Bálsamo Preparado con Aloe de Clinique. Justo después deberemos aplicar la crema hidratante , sí, habéis oído bien. Son muchas las personas que creen que una crema sustituye a la otra, pero debemos hacer todo lo contrario. Nuestra piel está tan deshidratada que necesita un tratamiento post sol lo más completo posible y nuestra crema hidratante favorita es el postre que necesitan.

    Dos manos de mujer en primer mano una con crema en la palma que el otro dedo toca

    La piel del rostro es la que más sufre después del sol, ¡cuídala!

    Por ser la parte del cuerpo más sensible al sol y, además, la más expuesta, es también la que antes envejece y muestra signos de deterioro. Por eso, no debemos escatimar esfuerzos para que recupere elasticidad e hidratación después del sol. Hay que ser consecuentes con nuestra piel después de una salida solar, por eso, elegiremos un after sun facial lo más restaurador posible. A nosotras nos funciona muy bien el Intensive Recovery Cream de Shiseido que, por su elevado poder nutritivo, ayuda al equilibrio natural de la piel del rostro.

    Es tan serio el tema de la recuperación post solar que siempre es bueno ir un poco más allá, pensarlo ¿cuántos días vamos a exponer nuestra piel al sol? Seguramente demasiados, por eso será bueno incluir un tratamiento más específico en nuestra rutina. Los efectos inmediatos de Aroma Sun Expert de Decléor, el primer tratamiento aroma cosmético para después del sol, son un gran aliado.  Como invitado especial deberemos tener, al menos una vez a la semana, una mascarilla a mano. Tanto si prefieres una en versión crema como Hydra-Flash de Sisley o una alternativa en gel refrescante como Silky Bronze de Sensai, lo importante es que no se nos olvide utilizarla ¡poneros una alarma si es necesario!

    El reflejo de una chica joven que se echa crema en la cara y sonrie

    La alimentación, otra fuente de hidratación y regeneración de la piel después del sol.

    El complemento perfecto a todo lo anterior es, ni más ni menos, la alimentación. Nuestra piel y el resto de nuestro cuerpo agradecerán hasta el extremo la ingesta de alimentos que ayuden a recuperarnos al completo después de muchas horas tomando el sol. Fruta rica en vitamina C, tomate, pimiento, brócoli, zanahoria, calabaza o infusiones son muy beneficiosos para la regeneración celular de nuestra piel.

    No hay mejor plan después de la playa o la piscina que, tras una ducha y rutina de hidratación, nos sentemos “a la fresca” con un vaso de delicioso zumo y un buen libro o serie favorita. ¡Os dejamos un ejemplo!

    Para un zumo post exposición solar necesitarás:

    -Papaya

    -Naranja

    -Piña

    -Hielo

    -Batir y…¡a disfrutar!